Conoce tus valores

Pasar por alto nuestros valores es para mí una manera de vivir dormidos ante lo que es importante para nosotros.  Ser conscientes de nuestros valores puede marcar la diferencia entre vivir una vida plena o ir a rastras por la vida.

¿Qué son los valores?

Los valores son los motivos por los que nos levantamos de la cama todos los días, nuestros deseos más profundos sobre cómo queremos comportarnos en la vida y cómo queremos tratarnos a nosotros mismos y a los demás. Son como un mapa que nos ayuda a encontrar una dirección y a mantenernos en nuestra ruta.
Los valores son algo estable en la persona, no cambian en función de las circunstancias aunque sí pueden variar a lo largo de la vida porque lo que ahora es más importante para nosotros puede que no lo haya sido en el pasado y no lo sea en los próximos años. Por eso, es muy importante que hagamos una revisión de nuestros valores cada cierto tiempo.

¿Para qué nos sirven los valores?

Los valores son absolutamente cruciales para marcar nuestros propósitos , nuestros objetivos,  ya que son una especie de señal que nos sirve para detectar si eso que nos  traemos entre manos es algo que realmente da sentido a nuestra vida y nos hace avanzar hacia el tipo de persona que queremos ser. En la terapia de Aceptación y Compromiso y también en el Coaching, la identificación de los valores tiene muchísimo peso, ya que condicionan enormemente el resultado de los planes de acción que se plantea el cliente.

Para un mismo objetivo puede haber varios valores detrás y no a todo el mundo le motiva lo mismo de cara a conseguir una meta. Por ejemplo, el objetivo de perder unos kilos en los próximos meses  puede estar motivado por nuestro valor  belleza, valor autocuidado, valor bienestar, valor salud, valor familia o por varios de esos valores al mismo tiempo o por otros distintos. Tampoco es necesario que haya muchos valores pero sí que sean lo suficientemente significativos para que la persona esté motivada a la acción. Por otra parte, ningún valor es mejor que otro, simplemente cada persona tiene distintos motivos para conducirse por la vida.

Ser conscientes de nuestros valores también nos ayuda a calibrar si lo que ya estamos haciendo en este momento tiene sentido para nosotros o no. Cuando te sientas con poca energía o desmotivado para hacer algo que incluso antes te motivaba muchísimo, es importante que revises y si es necesario redefinas los valores que están por debajo. Es como si nuestro comportamiento, nuestras acciones fuesen la punta del iceberg, lo que todo el mundo puede ver y los valores fuesen la base. Pueden ser invisibles incluso para nosotros mismos sino hacemos el trabajo de traerlos a la superficie. Pero, ¿cómo podemos traerlos a la superficie?

Ejercicio para conocer tus valores

¡Te propongo el siguiente ejercicio! Abajo encontrarás un listado con un montón de valores para que puedas determinar cuáles son los tuyos. Pero antes de ponerte a seleccionarlos, te recomiendo que te tomes unos momentos para relajar tu  mente porque es interesante que el trabajo no se haga solo desde el plano intelectual. Puedes tomar varias respiraciones para conectar de la mejor manera posible con tus emociones y sensaciones corporales. Cuando estés preparado o preparada, empiezas a leer el listado mientras percibes lo que sientes ante cada uno de esos valores. Puedes ir anotando aquellos que son importantes para ti, añadiendo los que quieras porque no están todos los que son. Después te pediré que de todos los seleccionados, marques cinco y después los ordenes priorizando los que más  importancia tengan para ti. Esos serán los 5 valores más importantes para ti en este momento.

Una vez tengas tu propio listado de valores, puedes hacerte algunas preguntas: ¿los propósitos , objetivos que me estoy planteando o mis acciones del día a día encajan con esos valores? ¿Con cuáles? ¿Debería plantearme otros objetivos que conecten mejor con mis valores personales? Os puede ayudar también escribirlos en un papel para tenerlos presentes y  colgarlos de la nevera o llevarlos en tu móvil. Cuando los veas te recordarán si lo que estás haciendo en ese momento está conectado con ellos de alguna manera.

Vivimos en unos tiempos difíciles para la reflexión, nos comen las responsabilidades del día a día y ello hace que vivamos muy desconectados de nosotros mismos, de lo que realmente necesitamos para mejorar nuestra calidad de vida,  pero te propongo parar un momento para averiguar cuáles son los valores principales que conducen tu vida.  ¿Te gustaría compartir en comentarios el principal valor que ha salido en tu ranking?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *