Claves para superar el Síndrome Postvacacional

Puede que algunos estéis todavía disfrutando de vuestras vacaciones o incluso a punto de empezarlas. Si es así, os recomiendo que guardéis esta entrada para cuando llegue el momento tan temido de enfrentarse a la rutina postvacacional.

Pero…¿qué podríamos hacer para que el regreso de las tan soñadas vacaciones estivales sea mucho más dulce y llevadero? Podemos ver la vuelta de las vacaciones como un lastre en nuestras vidas y la vuelta a una realidad con la que estamos insatisfechos. Por otra parte, podemos considerarlo como una etapa en la que volvemos con energías renovadas para enfrentarnos a nuevos retos y proyectos que marquen una diferencia en nuestro día a día.

síndrome postvacacional

En la entrada “Cómo orientarnos a una actitud de vaso medio lleno” os comentaba algunas formas para centraros en lo positivo y, en esta ocasión, intentaré poneros en la pista de algunas claves para superar el  “síndrome postvacacional”:

1.- Quizá seas una de esas personas previsoras a las que les gusta guardarse unos días de vacaciones para poder disfrutarlas fuera del periodo estival. Si es así, ¡enhorabuena!. Distribuir las vacaciones a lo largo del año (siempre que sea posible) es una forma excelente de mantenernos motivados durante más tiempo ante la expectativa de esas mini-vacaciones pendientes.

2.- Otra alternativa para sentirte mejor es planificar pequeñas escapadas: un día en el campo, una comida o cena con amigos, una fiesta o cumpleaños, salidas al cine o a algún espectáculo, practicar algún deporte… Una buena idea para que los domingos por la tarde sean más llevaderos, podría consistir en pensar en los pequeños planes que podemos tener al salir del trabajo o el próximo fin de semana.

3.- La vuelta de las vacaciones es también un momento perfecto para invertir en nuestro desarrollo personal. Identifica lo que te gusta hacer, lo que te hace feliz y añádelo a tu agenda personal: apuntarte a ese taller de pintura o fotografía que tenías en mente desde hacía tiempo, empezar a practicar algún deporte o iniciarte en disciplinas como el yoga, la meditación…Lo que a cada uno le encaje, “para gustos, los colores”. Sea lo que sea, empieza a practicar aquello que te hace feliz.

2e57e238d08329f59a1f4ca81d15548e

 

4.- Otra forma para sentirte bien en este momento en el que las próximas vacaciones nos parecen tan lejanas, podría ser enfocarnos en planificar las siguientes. A mí personalmente me encanta buscar nuevos destinos, alojamientos, restaurantes y planes para hacer allí. Me encanta perderme en la red buscando foros en los que otros viajeros comparten sus fotos y experiencias. Me hace soñar con todos los destinos que me quedan por conocer y plantearme nuevos retos.

5.- Otro recurso que podemos utilizar es establecer lo que en Programación Neurolingüística (PNL) se denominan ANCLAS. Un “ancla” según al PNL es un estímulo capaz de provocar en nosotros un estado emocional específico. Alguna fotografía de nuestras pasadas vacaciones, por ejemplo, podría constituir un “ancla” que nos provoque las emociones vividas en aquel momento. Quizá el poner fotografías de nuestras vacaciones por la casa, o crear un collage con algunas de ellas y colgarlo en un lugar visible, podría disparar ese estado de bienestar que sentimos en aquel momento. Una canción con significado para nosotros podría ser también un ancla, al igual que un olor, un perfume…

6.- Otra herramienta muy utilizada por la PNL y en las sesiones de Coaching son las “visualizaciones”. Siéntate en un lugar en el que estés cómodo y comienza con unas respiraciones profundas. Cuando te sientas en un estado relajado, imagínate en tus próximas vacaciones, en ese fantástico destino en el que te encantaría estar… ¿qué estás viendo?. Observa el lugar con el mayor detalle posible, intentando percibir con el mayor realismo los colores, olores, detalles a tu alrededor…¿hay alguna otra persona contigo? ¿qué estás escuchando? ¿cómo te sientes en ese momento? Visualizar lo que deseamos en nuestras vidas, nos ayuda a conectarnos con nuestros objetivos e incrementa nuestra motivación y energía para dirigirnos a ellos, ¡pruébalo!

7.- Identificar tus creencias limitantes y cambiarlas por otras más adaptativas te puede también ayudar a sentirte mejor. Podríamos tener lo que se denomina “pensamiento polarizado” respecto a las vacaciones. Este tipo de pensamiento se define como pensamiento en ”blanco o negro” (no existe gama de grises). Las cosas son buenas o malas, increíbles u horribles. Al tener pensamientos extremos, se tienen emociones extremas. Si pensamos que estar de vacaciones es lo más increíble mientras que la ausencia de las mismas es vivir en la miseria, será muy difícil mantener un buen estado de ánimo durante nuestra rutina diaria. Estar de vacaciones es genial, pero ni estar de vacaciones implica ser feliz ni estar trabajando ser un desgraciado. Tenemos que aprender a dar a cada cosa su valor de una forma más realista y adaptativa.

8.- La última pero la que considero más importante de todas las claves sería la de centrarnos en vivir el momento presente. Aunque disfrutes recordando tus momentos pasados felices o pases tiempo planificando los futuros, lo más importante es que disfrutes de lo que te está pasando aquí y ahora. Intenta apreciar esos pequeños momentos diarios de felicidad para que cada día te sientas como si fuese viernes por la tarde o el primer día de tus vacaciones. 

a90ed13b58f574093a2fd3495f95c930

Pensar que la ausencia de vacaciones no es el fin del mundo y aplicar algunos de los consejos del post, nos puede ayudar a centrarnos en el presente y disfrutar más de la vida, estemos de vacaciones o no. ¡BIENVENIDOS A LA RUTINA!

Imágenes: diego_cervo (depositphotos.com)/ inudum.com (Pinterest)/ Ciudaddemascotas.com (Pinterest)

3 thoughts on “Claves para superar el Síndrome Postvacacional

  1. Gracias por aterrizar por el blog y por tus comentarios, Eduardo. Está bien eso de distribuir los días de vacaciones a lo largo del año, ¿verdad? Yo también lo practico siempre que puedo.Sobre todo, me encanta disfrutar de días de vacaciones fuera de temporada. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *