Algunos consejos para que tus propósitos de año nuevo se hagan realidad

El otro día me encontré con este listado de «despropósitos de año nuevo» y me pareció un excelente punto de partida para una entrada en la que dar algunos consejos para ayudaros a llegar con mayor garantía a cumplir esas metas que cada 31 de diciembre nos hacemos mientras comemos las uvas. A veces son propósitos sencillos y no tan difíciles de cumplir: quitarnos unos kilillos, ir al gimnasio, dejar de fumar…Sin embargo, nos boicoteamos a nosotros mismos constantemente con una excusa u otra y nos encontramos el 31 de diciembre del siguiente año con los mismos objetivos incumplidos sobre la mesa.

propósitos año nuevo
¿Qué podríamos hacer para acercarnos de una manera más efectiva a nuestras metas para el año entrante? A continuación encontraréis algunas técnicas que os pueden ayudar:
1.- Define adecuadamente tus objetivos. Es fundamental proyectarte y conocer la dirección que quieres tomar. Definir objetivos te pone en marcha, te enfoca, te ayuda a obtener recursos, a manejar nuevas opciones. Por tanto, haz una lista de aquellas metas que quieres alcanzar en los próximos meses. Aquello que supondría para ti una mejora en tu calidad de vida, lo que te haría estar más satisfecho y feliz.
¿Cómo puedes saber si los objetivos que te planteas tienen una alta probabilidad de llegar a buen término? 
Te propongo hacer lo que se denomina un «filtrado de objetivos» basado en el acrónimo “MARTE”:
M  MEDIBLE. ¿Cómo vas a medirlo? ¿Qué verás, oirás y sentirás cuando hayas alcanzado tu objetivo?
A  ALCANZABLE. ¿Es realista? ¿Con qué recursos cuentas ahora mismo para alcanzar el objetivo? ¿Qué otros recursos tendrías que adquirir para conseguirlo? ¿Cómo podrías hacerlo?
R  RELEVANTE. ¿Es importante y motivador? ¿Es importante para ti o lo estás haciendo bajo presión o por agradar o complacer a otros?
T  TEMPORAL. ¿Qué plazos te vas a marcar para alcanzarlo?
E  ESPECÍFICO y ECOLÓGICO ¿qué pasos concretos vas a dar? ¿Crees que conseguir este objetivo molestaría o dañaría a alguien de tu entorno? ¿En qué te va a beneficiar conseguir este objetivo?
2.- Una vez pasado el filtrado de objetivos, plantéate la siguiente pregunta: ¿qué nivel de motivación real tengo para conseguir este objetivo? Puntúa tu motivación del 0 al 10. Si tu nivel de motivación es inferior al 7, deberías analizar si se trata de un objetivo que quieres conseguir o estás condicionado externamente de alguna manera para hacerlo.
3.- finalmente, haz tu plan de acción específico para los próximos meses con los pasos concretos a seguir.
propósitos año nuevo
Creo que estos pasos constituyen un excelente punto de partida para empezar a trabajar en tus propósitos de año nuevo. Quedaría hablar de una parte muy importante: el autosabotaje. ¿Qué podríais hacer para vencer esos momentos de flaqueza en los que vosotros mismos buscáis mil excusas para no enfrentaros a las tareas marcadas para conseguir vuestras metas? Podréis encontrar algunas respuestas a esta pregunta en la entrada del blog: «No más Excusas» . ¡Feliz entrada de año y a por vuestras metas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *