El poder de nuestras creencias

¿Qué es lo que determina nuestras emociones, comportamientos y el resultado que se deriva de ellos?

La respuesta a esta pregunta te puede parecer extraña, pero lo que dirige nuestros sentimientos y acciones no es otra cosa que nuestro diálogo interno, lo que pensamos acerca de los acontecimientos.

Muchas veces preferimos «tirar balones fuera», y pensar que lo que nos hace sentirnos mal no es otra cosa que las circunstancias adversas que nos rodean; o lo que nos ha dicho o ha hecho el vecino, nuestro jefe, nuestra madre o nuestra pareja. Es decir, ponemos la responsabilidad de cómo nos sentimos y las consecuencias de nuestras acciones en factores externos sobre los que, en la mayoría de las ocasiones, no tenemos ningún control. Nosotros elegimos cómo responder ante los acontecimientos de la vida y hay una diferencia importante entre sentir ira, ansiedad o depresión ante una adversidad o sentirse simplemente molesto, decepcionado o frustrado (sentimientos bastante más adaptativos).

Esta teoría me acompaña desde que estudié en la facultad la Terapia Racional Emotiva Conductual (REBT) del Doctor Albert Ellis y, desde entonces, la he integrado en mi vida y peleo a diario con el “enano” que habita en mi cabeza cuando no me gusta nada lo que me dice y me aleja de mis prioridades.

Os invito a ver el siguiente cortometraje (me parece súper divertido):

¿Cómo creéis que se hubiese sentido y comportado esta estresada mamá si hubiese interpretado el mensaje de su hija de otra manera? ¿Creéis que hubiese pasado ese mal trago? ¡Seguro que no!

El poder de nuestras creencias es muy fuerte y por ello, desde el Coaching, ayudamos a las personas a controlar a su «enano», atrapar esos pensamientos limitantes y potenciar los que les conducen a conseguir sus objetivos.

¿Te atreves a pasar revista a tus creencias? ¿Te conducen a conseguir tus metas o boicotean tus ilusiones? Cuestionar lo que nos decimos cuando nos sentimos mal y no obtenemos los resultados esperados es un ejercicio saludable y necesario para ser más felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *