Cómo vencer el autosabotaje cuando queremos perder peso

Te mostramos las claves para luchar contra esa parte de tí que te aleja de tus objetivos

¡Y aquí viene la parte difícil! Ya hemos establecido nuestros objetivos para perder peso, hacer más ejercicio, alimentarnos mejor…(ver entrada «El Coaching: un gran apoyo en plena operación bikini»). Sin embargo, por alguna extraña (o no tan extraña) razón, una fuerza imperiosa nos lleva a saltarnos la dieta comiendo dulces u otros alimentos hipercalóricos, quedarnos frente a la TV o tumbados en el sofá en vez de ir al gimnasio o ponernos hasta arriba de copas en una cena entre amigos. ¡Ya está aquí!, ¡ya ha llegado nuestro autosaboteador!.


Imagen: Katie Hall. Pinterest

El autosabotaje representa todas las acciones que realizamos y nos alejan de aquellos objetivos que hemos establecido y consideramos buenos para nosotros. Este boicoteador, puede adquirir muchas formas: buscar justificaciones para restar importancia a nuestro objetivo, convencernos de que la meta es imposible o muy difícil de alcanzar, hacernos buscar placer inmediato frente a la recompensa a largo plazo…En mi caso, mi autosaboteador busca mil excusas para saltarme la dieta o no hacer ejercicio: “¿cómo no te vas a comer ese chocolate después de haber tenido un día tan duro?”,  “te duele un poco la espalda, creo que no es el mejor momento para ir al gimnasio, igual te lesionas más”, “¡si todos se están tomando postre!, ¿vas a ser la única que se tome un té de menta? Y así, hasta el infinito…

Está claro que el autosabotaje no nos trae nada bueno y nos aleja de nuestras metas. Sin embargo, antes de machacarle y verle como el malo de la película, sería bueno entender que en el fondo, puede tener alguna intención positiva hacia nosotros: quiere protegernos, o quizá darnos ciertos momentos de felicidad inmediatos. La parte de ti que quiere que pierdas peso, desea que te sientas bien contigo mismo y lleves una vida saludable. Por otra parte, tu autosaboteador está protegiéndote por si fallas en el intento, o te sientes frustrado y trata de evitarte malos tragos y momentos en los que hay que hacer un esfuerzo para llegar al objetivo.

 
 

Aunque en mi entrada «No más excusas», ya os daba ciertas pautas para luchar contra el autosabotaje perfectamente aplicables al objetivo de pérdida de peso, a continuación os explico una técnica que proviene de la Programación Neurolingüística y que os puede ayudar a conciliar esas dos partes dentro de vosotros: la que quiere perder peso y la que os boicotea en el intento. Esta herramienta ha sido extraída y adaptada del libro “Puedo hacerte adelgazar” de Paul Mckenna (libro muy recomendable) y fue diseñada por el Doctor Richard Bandler (co-creador de la Programación Neurolingüística o PNL):

1.- Identifica los dos comportamientos enfrentados dentro de tu cabeza. Por ejemplo, la parte de ti que quiere perder peso y la que te está saboteando porque quiere darte placer inmediato, o evitar que te sientas frustrado o deprimido si no lo consigues, o que simplemente pretende mantenerte en tus hábitos por pura comodidad, por evitar salir de tu “zona de confort”

2.- Te puede ayudar poner un nombre o aplicarle un color a cada una de esas partes. Esto te puede ayudar a identificarlas con más facilidad.

3.- Coloca tus manos frente a ti con las palmas hacia arriba. Imagina que la parte que quiere perder peso está en tu mano derecha y que la parte saboteadora está en tu mano izquierda.

4.- Pregúntale a cada una de esas partes, cuál es su intención positiva respecto a ti y pídeles que te cuenten qué quieren hacer para conseguirlo. Pregúntales cómo pueden llegar a un acuerdo entre las dos para que tú salgas lo mejor parado posible. Qué tendría que hacer o dejar de hacer una de ellas o ambas partes para ayudarte a conseguir tu propósito. Por ejemplo: por ejemplo, tu autosaboteador podría recordarle a tu otra parte, que de vez en cuando no está mal dejarse llevar por los placeres inmediatos y que no es positivo para ti ser excesivamente rígido e inflexible y que, de vez en cuando, es bueno dejarse llevar. Ambos podrían negociar y poner en marcha un plan de acción conjunto para que tú puedas conseguir lo que te has propuesto. Cada una podría aportar los recursos necesarios para que cumplas con éxito tu “operación Bikini”.

5.- Ahora, imagina una nueva parte, una “súper parte” que se va a colocar entre tus dos manos, con los recursos combinados tanto de la parte que quiere adelgazar como de la que quiere sabotearlo.

6.- Moviendo ambas manos lo más rápido posible, colócalas juntas hasta que las dos manos separadas se conviertan en la “súper parte”.

7.- Coloca las manos en el pecho y absorbe esta nueva imagen integrada. Puedes nuevamente darle un nombre o asociarle un color.

De esta manera, conseguimos integrar dos partes que hasta el momento estaban disociadas.

Aunque he explicado la herramienta asociada a un tema de pérdida de peso, puede ser utilizada para cualquier otro tema en el que tengamos un conflicto interno entre algo que deseamos y algo que nos impida hacerlo. ¿Para qué empezar la semana que viene a poner todo esto en práctica si puedes empezar AHORA?

One thought on “Cómo vencer el autosabotaje cuando queremos perder peso

  1. Hola, me encanta tu sitio, y es interesante tu enfoque sobre el tema, yo considero que para mantener el optimismo y el enfoque en realizar cualquier dieta para bajar de peso, es definitivamente crucial que se pueda tener un metabolismo bien regulado, y a su vez se tenga muy en claro qué es lo que necesita el cuerpo, con estos dos puntos en claro el enfoque en la dieta será más fácil de conseguir.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *